Guía rápida para arrendar una habitación libre al comprar casa nueva

Habitacion_alquilar.jpg

Si estás pensando tener un inquilino y arrendar una habitación libre al comprar una vivienda nueva, estos son los consejos que debes seguir.  

Puede que pienses que es peligroso, o que no sabes lo suficiente, pero a veces tener un compañero de apartamento es necesario y algo muy generalizado especialmente en ciudades costosas. Pero si estás acostumbrado a vivir solo o con solo una familia en tu casa, aceptar a un inquilino puede ser un gran ajuste.

¿Apenas te vas a pasar de casa? Esto es lo que debes tener en cuenta cuando te mudas a una vivienda nueva.

Por lo tanto, si va a dar el salto de vivir por tu cuenta y a compartir con alguien en tu propio hogar, ten en cuenta estos 4 consejos: 

1. Haz una verificación de antecedentes

Puede sonar invasivo pero piensa que vas a vivir con esa persona y por ello es importante que pidas algunos documentos:

  • Una copia del documento de identidad.
  • Pruebas de ingresos (extractos bancarios).
  • Un certificado laboral y los recibos de pago de la nómina, (el alquiler no debe ser más de una tercera parte de su ingreso mensual total).
  • Para tener mayor seguridad, los propietarios pueden exigir referencias comerciales a los inquilinos de otros inmuebles que el interesado alquiló previamente.

Si alquilas tu casa, eres responsable de la cantidad total del alquiler, incluso si tu nuevo inquilino no pudiera pagar. Si eres el propietario del lugar, tiene sentido hacer un poco de trabajo financiero antes de recibir a un extraño.

No te olvides de revisar las redes sociales y hacer una pequeña búsqueda en internet. Eso también podría arrojar resultados reveladores.

2. Hazte una idea de cómo coinciden sus personalidades

Tu inquilino será algo así como un compañero de habitación, una vez que estés convencido de que no estás tratando con un estafador, no dudes en empezar a compartirle las reglas. 

Algunos de los temas que querrá discutir son:

  • Mascotas. ¿Tu tienes? ¿Tu inquilino? Póngase de acuerdo con anterioridad. Si apenas te estás mudando te tenemos consejos para los cuidados de tu mascota en tu vivienda nueva.
  • Compañeros u amigos importantes. ¿Van a visitar mucho? ¿Te importa?
  • Acceso al baño. ¿Hay solo un baño en la casa? ¿Ambos tratarán de ir a la ducha a la misma hora todas las mañanas, mientras corren para trabajar?
  • Acceso a la cocina. ¿Cómo se repartirán los espacios? ¿Cómo se establece el respeto por la comida? ¿Compartirán algunos gastos en ese sentido? etc.
  • Estilo de vida. ¿Es tranquilo tu inquilino o alguien que pondrá su música a horas extrañas?
  • Evita alquilar una habitación a cualquiera que parezca tener dramas familiares o use drogas.
  • Ponte como regla: si no saldrías con ellos, no te asocies con ellos. 

Establece pautas escritas. En otras palabras, redacta un contrato. Asegúrate de que ambos lo firmen.

3. Pide el alquiler del último mes o un depósito por adelantado

Está bien. Ya conociste a tu inquilino y revisaste sus antecedentes. Empezaste a vivir con esa persona. Pero nunca sabrás si tendrá problemas y dejará su trabajo o si un familiar sufre algún revés y debe irse inmediatamente. Por eso debes siempre pedir un mes por adelantado además del primer alquiler.
Establécelo en el contrato, ya que este te blinda si las cosas salen mal.

4. Conoce las leyes

Ten en cuenta y conoce la Ley 820 de 2003 de Arrendamiento de Inmuebles para Colombia, que aunque está escrita para arrendatarios de todo un inmueble, puede servirte para aplicarla a tu subarrendatario en especial este aparte:

"Artículo 9 . Obligaciones del arrendatario. 

  1. Pagar el precio del arrendamiento dentro del plazo estipulado en el contrato, en el inmueble arrendado o en el lugar convenido.
  2. Cuidar el inmueble y las cosas recibidas en arrendamiento. En caso de daños o deterioros distintos a los derivados del uso normal o de la acción del tiempo y que fueren imputables al mal uso del inmueble o a su propia culpa, efectuar oportunamente y por su cuenta las reparaciones o sustituciones necesarias.
  3. Pagar a tiempo los servicios, cosas o usos conexos y adicionales, así como las expensas comunes en los casos en que haya lugar, de conformidad con lo establecido en el contrato.
  4. Cumplir las normas consagradas en los reglamentos de propiedad horizontal y las que expida el gobierno en protección de los derechos de todos los vecinos.
    En caso de vivienda compartida y de pensión, el arrendatario está obligado además a cuidar las zonas y servicios de uso común y a efectuar por su cuenta las reparaciones o sustituciones necesarias, cuando sean atribuibles a su propia culpa o, a la de sus dependientes".

Conoce toda la Ley aquí. Puede serte de utilidad.

¿Todavía estás buscando vivienda nueva?

Mira cómo pinta el panorama en Medellín, descarga el video aquí:

Nuevo llamado a la acción