El abecé definitivo para encontrar la vivienda a tu medida - Parte 2

21 oct. 19

Encontrar el hogar soñado es un camino con varias etapas que van desde la búsqueda del sitio ideal hasta el momento de tener las llaves en la mano. Descubre una guía que te permitirá recorrerlo de manera segura.

¿Y ahora? ¡A firmar el contrato!

Ya estas sentado frente al asesor comercial del proyecto de vivienda al que le apostaste para cambiar tu vida. En la mesa hay un documento de muchas páginas con varias cláusulas. ¿Cómo entenderlo? ¿Qué tener en cuenta para firmarlo con toda tranquilidad? Considera los siguientes aspectos y deja de lado las preocupaciones al dar este paso fundamental hacia el hogar de tus sueños.

Cierre: 

Es la parte del contrato en el que se detallan las obligaciones por parte de la constructora y el comprador.

Cláusula de saneamiento:

Refuerza el papel del Certificado de Tradición y Libertad de la vivienda para garantizar que la casa o apartamento está libre de embargos y otros compromisos legales.

Contrato de compraventa:

Mediante su firma, tanto comprador como vendedor asumen el compromiso de vender y adquirir el inmueble en el estado y las condiciones establecidas en el documento.

Cuerpo del contrato:

Está dividido en cláusulas cuya lectura es necesaria para aclarar los términos en los que se realiza el negocio.

Gastos notariales:

Impuestos, tasas y otros aspectos hacen parte de los gastos notariales, cuyo pago asumen vendedor y comprador en porcentajes pactados entre ambas partes.

Objeto social:

En los contratos de este tipo, el objeto es la compraventa de un inmueble.

Obligaciones:

Períodos y formas de pago; tiempos de entrega, y otros elementos forman parte de los aspectos que se comprometen a cumplir ambas partes.

Protocolización:

Ya se firmó el contrato, se llevó a cabo la escritura pública, se oficializó la escritura del inmueble y se transfirió la propiedad al nuevo dueño. Es en este momento cuando la notaría envía el documento a la Oficina de Registro.

Tal vez quieras leer: ¿Qué debes tener en cuenta al leer el contrato de compraventa?

¿Sabes qué debes tener en cuenta mientras construyen tu futuro hogar?

Una vez elegido el lugar que quieres habitar; que ha sido aprobada la figura de financiación más adecuada, y firmada la promesa de compraventa, las preocupaciones se trasladan al aspecto del futuro hogar. Estas son algunos elementos a tener en cuenta.

Acabados:

Características como colores, materiales, enchapados, baldosas, grifería, entre otros, pueden hacer la diferencia entre un lugar cómodo y que aporte a la calidad de vida o un dolor de cabeza constante. Revisa con detenimiento y no temas preguntar a los asesores de la constructora. Mira aspectos como calidad, durabilidad y estética.

Adiciones:

Algunas constructoras ofrecen a los futuros propietarios un paquete de acabados y ciertos toques que otorgan lujo y comodidad. Estos no están contemplados en la entrega inicial y los clientes tienen la opción de adquirirlos, previa realización de un pago extra.

Cambios:

Puede ser que los acabados con los que se entrega tu casa o apartamento no sean de tu agrado. En ese caso, puedes pactar con la constructora para cambiar colores, materiales y demás. Algunos de estos cambios pueden generar un sobrecosto que deberás asumir.

Conaltura

Obra:

La construcción de un inmueble es un proceso que se divide en varias etapas, según su tamaño y la cantidad de personas dedicadas a su edificación. La obra puede ser entregada con diferentes porcentajes de finalización.

  • Obra negra: aunque la estructura de la edificación está terminada, y todas las redes de energía, acueducto y gas se finalizaron, la vivienda aún no es habitable.
  • Gris: en esta etapa se entregan algunos sanitarios y lavamanos sin ubicar; el piso sin baldosas; los muros principales sin revocar; cocina y zona de ropas con la grifería pero sin muebles, y las redes de energía, gas y agua instaladas.
  • Blanca: se entrega con todos los acabados: muebles, grifería, baldosas, enchapados, cabinas en las duchas, sanitarios, lavamanos y otros detalles que hacen de la vivienda un sitio completamente habitable y al que el dueño no debe instalar ningún elemento.


Sostenibilidad:

Son soluciones de vivienda cuya construcción y diseño contemplan dinámicas y prácticas ecológicas y ambientalistas. Las edificaciones se integran con el entorno natural y conviven con este para brindar una experiencia que impacta positivamente la calidad de vida.

Tal vez te interese leer: Construcciones sostenibles en Colombia. ¿Cómo ayudan a mitigar la contaminación?

Es hora de la entrega del apartamento

Entrega de llaves:

Es un proceso en el que se mezclan varias sensaciones, ya que es aquí cuando el propietario ve materializados sus sueños y se siente por fin dueño de los nuevos espacios. Pero también exige mucha cabeza fría para verificar que todo esté en su sitio y que muebles, grifería, paredes, pintura, red eléctrica, entre otros detalles, se encuentren en buen estado.

Manual del propietario:

No solo contiene las pautas para usar correctamente los espacios del hogar y la urbanización del que este puede hacer parte, así como las recomendaciones para su mantenimiento, sino que contempla aspectos jurídicos respecto a obligaciones de la constructora y los propietarios.

Posventa:

Es un tiempo determinado que los propietarios tienen para reportar a la empresa constructora fallas estructurales o desperfectos en los acabados, luego de la entrega del inmueble, con el fin de que se les brinde solución.

¿Tienes visión de sostenibilidad y futuro?
Conoce nuestro proyecto de vivienda VerdeVivo. 

Nueva llamada a la acción

Topics: Compra de vivienda nueva

Suscríbase a nuestras publicaciones

Suscríbete al blog x