¿Qué es el POT y cómo afecta la compra de vivienda nueva en Bogotá?

Comprar vivienda nueva Bogotá

Las personas que quieren comprar o vender vivienda encuentran que su propiedad está afectada por el POT, cuestión que puede aumentar el valor comercial del inmueble. Te contamos cómo afectará el futuro en Bogotá.

Los planes de ordenamiento territorial (POT) son los instrumentos que definen cómo debería ser el territorio urbano y rural de las ciudades colombianas. De hecho, regulan qué uso le puede dar una persona a un inmueble que posea en un municipio y la intensidad de ese uso, así como la relación que se establece entre el espacio público y el espacio privado.

Primero lo primero, ¿qué es el POT?

El Plan de Ordenamiento Territorial (POT) es un instrumento técnico y normativo de planeación y gestión de largo plazo; es el conjunto de acciones y políticas, administrativas y de planeación física, que orientarán el desarrollo del territorio municipal por los próximos años y que regularán la utilización, ocupación y transformación del espacio físico urbano y rural. Un POT es en esencia, el pacto social de una población
con su territorio.
El alcalde municipal tiene como obligación principal, mejorar la calidad de vida de sus habitantes; para ello tiene tres herramientas: el Plan de Ordenamiento Territorial, el Plan de Desarrollo Municipal y el presupuesto.

En Bogotá el POT necesita renovar la ciudad

Según la revista SEMANA que ofrece una de las visiones más claras de por qué el POT es importante: "Que Bogotá no tiene vías. Que le falta espacio público. Que no tiene hacia dónde crecer. Pero no se habla de que no se renueva, y allí puede estar una posible solución transversal a esos problemas. En efecto, a la capital solo le queda 2 por ciento de área de expansión, lo que ha llevado a muchos bogotanos a mudarse a los municipios vecinos. Por eso sorprende que la renovación urbana se haya quedado tan corta en la ciudad, sobre todo si se considera la cantidad de beneficios que podría traer".

¿Quiere comprar casa? El 2018 es el ideal para la clase media. Lea por qué.

Según el estudio de diagnóstico del POT que se realizó este año, la ciudad no creció al mismo ritmo que su población. La región suma 9,4 millones de habitantes, que están localizados en 2,6 millones de viviendas. Sin embargo, hay un déficit de 110.926 casas.

Con estos datos,  la pregunta fundamental es: ¿hacia dónde y cómo debe crecer la capital? Aunque es un plan que se crea en conjunto, el Distrito ya tiene una propuesta: se espera que haya una expansión densa y cercana, que sirva para integrar la región, a través de movilidad, equipamientos y estructura ecológica.

A eso se le suma que hay elementos sin inventariar como plazas, alamedas, vías peatonales y la estructura ecológica principal. Las reservas actuales del suelo no ofrecen la capacidad, ni las condiciones urbanas para asegurar el futuro crecimiento poblacional. 

Por cuenta de lo anterior, una de las prioridades del POT será hacer compatible la estructura ecológica, espacial y de servicios de la ciudad con el crecimiento ordenado. Eso implica generar la tierra suficiente para que Bogotá pueda ofrecer viviendas y contrastar una realidad aterradora: por cada 50 que se venden en la capital, se venden 49 en los municipios aledaños.

Debes saberlo: 5 factores que inciden en la valorización de un inmueble.

Eso implica que por la falta de oferta de vivienda muchos bogotanos, sobre todo de pocos recursos, han tenido que desplazarse a la sabana, lo que encarece sus costos de transporte y afecta su calidad de vida.

¿Quieres aprender más? Descarga el webinar sobre cómo pinta la compra de vivienda para 2018.

Nuevo llamado a la acción