Si tienes estas preocupaciones, tu opción es una vivienda sostenible

Vivienda sostenible en Colombia

Además de un lugar ideal para buscar proyectos de vivienda nueva, también quieres aportar a la sostenibilidad de tu ciudad. Estas son las preguntas que tal vez te hayas hecho para compra de vivienda sostenible que cambiarán tu vida y la cara del planeta.

Se necesitan muchas horas para buscar, calcular, pensar antes de comprar una vivienda nueva. Es lógico, la decisión nos puede cambiar la vida. Precio, financiación, metros cuadrados, número de habitaciones, ubicación… todos los detalles son importantes.

Pero hay uno, que debemos empezar a reflexionar cada vez con mayor profundidad y sentido de comunidad: la sostenibilidad.

Si tenemos en cuenta, que las noticias ambientales, muestran un preocupante panorama en ciudades que como Medellín ya ofrece una visión negativa de lo que significa el desarrollo urbano y la densidad poblacional en Bogotá, se convierten en recordatorio obligado de la importancia de tomar en cuenta el medio ambiente en los planes de desarrollo urbanos.

Si ya lo has reflexionado, tal vez te hayas hecho estas preguntas con el objetivo de que, además de adquirir una vivienda soñada, también aportemos a un futuro sustentable para todos.


1. ¿El proyecto que estoy evaluando, tiene materiales sostenibles?

En la perfecta vivienda sostenible no hay materiales milagrosos y los más ecológicos también son los más utilizados en la mayoría de las construcciones, como el hormigón, la arena y la madera; por sorprendente que esto suene.

Pero hay detalles que sí importan para conseguir una vivienda sostenible. Para ello debo enfocarme entonces más bien en la forma de la vivienda. Debe tener un diseño compacto que no desperdicie más materiales de los necesarios. ¿Tienes dudas?  Estas son las 5 etapas que marcan la diferencia entre un proyecto de vivienda sostenible y uno tradicional.

2. ¿Qué debo tener en cuenta cuando estoy evaluando el proyecto para ganar puntos en sostenibilidad?

Desde la planeación de una vivienda sostenible, el proyecto tuvo que haber tenido en cuenta estos elementos: cercanía y acceso al transporte público, acceso a servicios básicos (colegios, supermercados, farmacias) y densidad poblacional.

¿Por qué? Porque al emplazar una vivienda en lugares que tengan todo cerca, se garantiza que quienes vivan allí generan menos emisiones y gastos energéticos en transporte y que queda en un lugar desarrollado y cercano a todas las necesidades que como seres humanos tenemos. ¿Estás buscando proyectos que queden cerca de todo y así disminuir tu huella ambiental? Te ofrecemos muchos.

 


3. ¿Desde el diseño, hay elementos sostenibles que pueda tener en cuenta?

Claro que sí. Aquí debes enfocarte en averiguar si hay disponibles estrategias comunales como: reducción de consumo de energía, reducción en el consumo de agua potable e implementación de estrategias bioclimáticas, como bosques aledaños o arborización que supla la necesidad de estar cerca de la naturaleza.

Puedes mirar sí:

  • La ubicación y orientación de la edificación aprovecha la luz, calor solar y ventilación, (es decir aprovechar el poniente para tierra fría y evitarlo en ciudades más tropicales),
  • Aprovechamiento de aguas lluvia y aguas grises, para zonas comunales

Si tienes dudas estas son las 5 cosas que no deben preocuparte si vives en un proyecto sostenible.


4. ¿Cómo puedo aportar a la sostenibilidad?

¡Es muy fácil!

  • Conciencia en todo lo que consumo: agua en mi hogar, (aprovechar las aguas lluvias para sanitarios, lavado de ropa etc…), energía (desenchufar cargadores y electrodomésticos que no estén en uso, aprender a identificar las etiquetas de los electrodomésticos, comprar bombillas LED).

Así, tenemos en cuenta que desde nuestro lugar en el mundo, nuestras compras e incluso, desde nuestra compra de vivienda, TODOS en todo momento podemos aportar a la disminución del uso de recursos naturales.


Si quedaste con ganas de saber más sobre viviendas sostenibles, debes leer esta guía en la que te contamos sobre los ahorros y créditos exclusivos para adquirirlas. 

Nuevo llamado a la acción