¿Tu meta es solicitar crédito hipotecario en 2019? Toma nota

crédito-hipotecario.png

Prepárate para tomar tu crédito hipotecario apenas comience el nuevo año. 5 consejos antes de solicitar el tuyo.

¿Al fin cumplirás tu propósito de solicitar un crédito hipotecario? Nos encanta que te hayas decidido por eso queremos ayudarte.

Antes de pedir el crédito hipotecario, ten en cuenta estas recomendaciones:

1. Evalúa tu situación financiera

Asegúrate de contar con un trabajo estable o ingresos fijos que te permitan asumir la deuda durante los próximos años, de manera de que tus finanzas no se vean afectadas. 

¿Ya tienes el ahorro de la cuota inicial? ¿Ya incluiste los costos adicionales por comisiones, tasación, avalúo, escrituración, notaría? ¿Qué cantidad exacta tendrás que solicitar al banco?

Conoce exactamente la cuota mensual que tendrás que pagar las cuotas mensuales que tendrás que pagar y el valor total, incluidos los intereses, que deberás asumir por el crédito solicitado.

2. Compara en diferentes entidades financieras antes de firmar

Siempre puedes encontrar el préstamo que más se adapte a tus necesidades, con la tasa de interés más baja o que no te obligue a contratar ciertos productos adicionales.

Para ello visita diferentes bancos, haz las simulaciones correspondientes, conoce las tasas de interés, plazos de pago, monto mínimo a prestar, ingresos requeridos para acceder al crédito, beneficios tributarios, facilidades de pago, posibilidad de hacer abonos extraordinarios, servicios adicionales sin costo, y demás características y beneficios que te ofrecen.

3. Puedes negociar

Cuanto estés bien informado y tengas clara las características de los créditos hipotecarios, puedes negociar con el asesor comercial, para que al final te de acceso a los beneficios más ventajosos para ti.

4. Decide el tipo de tasa de interés con la que vas a adoptar el crédito.

Existen diferentes tipos de tasa de interés:

Tasa de interés fija: el porcentaje de la cuota que pagas se conserva durante todo el periodo de pago de la deuda. La tasa de interés fija suele ser más alta debido a que el riesgo corre por cuenta de la entidad bancaria, pero te garantiza que la cuota siempre será la misma, permitiendo realizar una planeación financiera.

Tasa de interés variable: el porcentaje de la cuota está asociada a una tasa de referencia que puede variar, al alza o a la baja, dependiendo de las condiciones del mercado financiero. La tasa es ajustada por la inflación (el valor del dinero en términos reales). Esta puede ser una opción para quienes están seguros de que sus ingresos aumentarán.

¡Qué no te rechacen el crédito hipotecario! Estos son los criterios que evalúa un banco para otorgar un crédito para vivienda. 

Tasa de interés mixta: el porcentaje de la cuota se mantiene fija durante un período determinado; luego empieza a variar de acuerdo con las condiciones del mercado. La variación de las tasas posterior tiene como propósito disminuir el porcentaje y obtener una tasa más baja, pero siempre puede presentarse el panorama contrario.


5. Asegúrate de conocer todos los términos y condiciones

Una vez hayas elegido un crédito hipotecario, debes tener claros los compromisos que se generan por otorgar el crédito y el plazo de amortización, que es el tiempo que tendrás para devolver el dinero prestado. ¡Qué no te queden dudas para no vayas a llevarte en el camino una sorpresa!

¿Ya encontraste apartamento? Según tu generación, estos son los modelos donde vas a querer vivir. 

 

¿Quieres saber todo sobre créditos hipotecarios en Colombia? Infórmate mejor con esta guía y ve por la vivienda que quieres para comenzar el año.

ebook créditos hipotecarios y subsidios de vivienda en Colombia