5 razones para invertir en vivienda nueva en Bogotá

Vivienda nueva en Bogotá

Es un hecho que el futuro de la capital se está desplazando progresivamente a las localidades alejadas del centro e incluso a municipios aledaños. Por esto, cada vez más compradores y constructoras piensan en invertir en proyectos de vivienda nueva en las afueras de Bogotá. 

Comprar vivienda nueva en Bogotá es cada vez más difícil para muchos, pues debido a una disminución del licenciamiento de suelos para el uso de viviendas, ha resultado un incremento considerable en el valor de la tierra dentro del distrito. Esto se debe en parte a varias políticas y desplazamientos naturales de población. Conoce 10 cosas que debes saber sobre el POT de Bogotá.

Sin embargo, también hay quienes prefieren comenzar sus proyectos de vivienda en las nuevas zonas emergentes de desarrollo, pues traen consigo múltiples beneficios para la calidad de vida. Es allí donde la vivienda nueva en las afueras de Bogotá se presenta como la mejor opción. 

Ya sea por el dinero o por preferencias personales, cada vez es más común ver cómo los municipios aledaños están en la mirada de los bogotanos.

Aquí te damos 5 razones por las cuales se ha desarrollado el mercado inmobiliario en las afueras:

1. Las viviendas son más modernas y económicas que en la ciudad

Debido a su construcción reciente y a la amplia oferta de proyectos inmobiliarios sobre planos, las edificaciones tienden a tener un alto grado de modernidad y de novedad. Además de ser significativamente más económicas.

2. Más metros cuadrados por el mismo precio

El metro cuadrado de la capital se ha vuelto impagable para muchos y, para otros, que sí pueden pagarlo lo que encuentran son áreas de vivienda más reducidas.

En las afueras es más fácil conseguir precios que se acomoden al presupuesto, así que es posible comprar más metros cuadrados que en la ciudad.

Según cifras de la revista Dinero, un presupuesto familiar de $700 millones, que en la ciudad de Bogotá permite la compra de un apartamento de 120 metros cuadrados, puede convertirse en una atractiva vivienda campestre de 180 metros cuadrados, rodeada de jardines y con zonas comunes que permiten el disfrute y esparcimiento familiar.

3. Menos trancones

Como la ciudad tiene una gran densidad de población, los desplazamientos pueden convertirse en una tortura. Recorrer largas distancias y con alto flujo vehicular puede volverse un problema recurrente.

En cambio, a las afueras de la ciudad, la densidad de población es menor, por lo tanto los tiempos de desplazamientos para ir a estudiar, trabajar, o al supermercado son mucho más cortos, rápidos y tranquilos.

4. Más contacto con la naturaleza

Vivir a las afueras puede representar una ventaja significativa en cuanto a su nivel de calidad de vida. Más paz y tranquilidad, menos ruido, más posibilidades de recreación y esparcimiento y aire más fresco lejos de la contaminación.

Además, los niños podrán tener más contacto con la naturaleza y gozar de las zonas verdes y tranquilas. Tener mascotas se le facilitará al contar con más metros cuadrados y más parques y zonas verdes cerca.

5. Zonas comunes a su alcance

Gracias al rápido desarrollo de las zonas aledañas, cada vez crece la construcción de nuevos centros comerciales y centros educativos, tanto escolares como universitarios, el desarrollo de clubes sociales, espacios de esparcimiento y entidades de salud.

La falta de tierra para construir vivienda se ha convertido en un verdadero reto para las administraciones capitalinas, porque ante el crecimiento, también han ido en aumento los problemas de movilidad, falencia en el servicio publico, congestión vehicular, y problemas de seguridad.

Esto ha llevado a las constructoras a planear grandes proyectos de vivienda en las afueras de la ciudad y a una gran cantidad de compradores a vivir e invertir en estos proyectos. ¿Te animas?

 

cartilla-5-zonas-desarrollo-bogota-descargar