Vivienda sostenible es ahorro de agua. Así se hace

Vivienda sostenible

Las viviendas sostenibles deben serlo en todos los aspectos que tienen que ver con la conservación de los recursos naturales. Te mostramos cómo debe ser un proyecto sostenible en el cuidado del agua.

El concepto de construcción sostenible abarca distintos aspectos relacionados con las mejores practicas durante las varias etapas por las que atraviesa una edificación, desde la planeación y diseño hasta su utilización u operación, para promover alteraciones conscientes en el entorno, atendiendo a las necesidades de habitación y uso de espacios, pero al mismo tiempo, preservando el medio ambiente y los recursos naturales, de forma que se garantice una calidad de vida y bienestar de las personas.

Da clic en este video para entender qué es vivienda tradicional y qué es vivienda sostenible.

Una vez conocido el impacto ambiental asociado al problema del agua, es ideal que los proyectos establezcan procesos de ahorro del agua. Para ello; LEED (acrónimo de Leadership in Energy & Environmental Design) el sistema de certificación de edificios sostenibles, desarrollado por el Consejo de la Construcción Verde de Estados Unidos (US Green Building Council), establece un conjunto de normas sobre la utilización de estrategias encaminadas a la sostenibilidad en edificios de todo tipo, entre ellos la eficiencia del consumo de agua en viviendas sostenibles.

VerdeVivo, proyecto de Conaltura ubicado en el sur del Valle de Aburrá, sector Suramérica, ya aplica para esta certificación al seguir algunas de las reglas establecidas por esta normativa internacional.

Si tienes estas preocupaciones, tu opción es una vivienda sostenible.

Te mostramos algunas:

Estrategias para el ahorro y el uso eficiente del agua

LEED propone las siguientes estrategias verdes para la Categoría Water Efficiency en el interior de los edificios:

1. Sanitarios de alta eficiencia

Cambiar el viejo inodoro por otro de alta eficiencia que consuma no más de 6 litros por descarga. Este acto puede significar hasta un ahorro en consumo de agua en torno al 20 %.

2. Urinarios sin agua

Este tipo de aparatos no utiliza agua y requiere un mantenimiento menor. Protegen el medioambiente y colaboran en el ahorro en el consumo de agua.

3. Duchas y grifos de bajo flujo

Sustituir los grifos de la ducha por otros que consuman 6,7 litros por minuto, es una buena alternativa para reducir el consumo de agua en cada ducha.

4. Instalación de medidores de agua

Consiste en instalar contadores por zonas que miden el consumo y ayudan a verificar las estimaciones de consumo de agua.

5. Uso de aguas pluviales

Recolección de aguas pluviales (rainwater harvesting), que instalados en plantas superiores aprovechan la gravedad para su distribución.

6. Reutilización de aguas grises

Las aguas grises suponen entre un 50 y un 80 % de las aguas residuales en los edificios de viviendas; se pueden almacenar y utilizar posteriormente, mediante los tratamientos adecuados. Las aguas grises tienen su origen en bañeras, duchas, lavabos y lavadoras, y no incluyen agua potable, agua de fregaderos, lavavajillas ni de inodoros o urinarios.

El agua de duchas y lavabos, se pueden utilizar en inodoros tras su reciclado, y este gesto puede suponer un ahorro del 30% de consumo de agua para una vivienda. También puede ser utilizada para el riego y el lavado del coche.

7. Tratamiento y re-utilización de aguas residuales

El agua regenerada es un recurso con múltiples beneficios y es una estrategia en el diseño de edificios verdes. El aprovechamiento tanto de aguas grises como pluviales in-situ, permite su utilización en inodoros, el riego o en las torres de refrigeración, una vez han sido tratadas.

De esta manera, se crea un circuito cerrado de agua reutilizada que permite reducir el consumo de agua de la red general, la generación de aguas residuales, el tratamiento en depuradoras locales e incluso la energía necesaria para su tratamiento en estas instalaciones. Los edificios certificados LEED que incluyen esta estrategia reciben incentivos por ello de las agencias estatales. Este hecho supone un rápido retorno de la inversión.

¿Y cómo lo hace Conaltura?

En Medellín, Conaltura lleva a cabo el proyecto VerdeVivo un proyecto único en la ciudad, que desde la planeación y construcción garantizan el cuidado de este recurso tan importante.  Además de generar un ahorro para sus habitantes que se verá reflejado en la factura de servicios públicos. 

  • Sistema de recolección y distribución de aguas lluvias para el riego y mantenimiento de zonas comunes, este sistema permite el aprovechamiento de un recurso hídrico que reemplaza el consumo de acueducto de EPM facturado a la urbanización.  El objetivo es reducir el consumo de agua potable en un 50 %.
  • Los apartamentos de VerdeVivo tendrán instalados aparatos sanitarios de doble descarga que pueden reducir de manera importante la cantidad de litros utilizados. El ahorro generado es del 30 %. 

Te puede interesar leer para seguir con el tema: Vivienda sostenible es sinónimo de VerdeVivo


Si quedaste con ganas de saber más sobre viviendas sostenibles, debes leer esta guía en la que te contamos sobre los ahorros y créditos exclusivos para adquirirlas. 

Nuevo llamado a la acción